domingo, 5 de febrero de 2012

Ese pueblin de San Clemente llamado La Sierra


1,5 kilómetros de serpenteante carretera separan La Sierra de la carretera AS 212, principal vía de comunicación que vertebra entre los dos núcleos de población de Ibias. Comienzo su ascenso con ganas, pues pese a vivir a unos 20 kilómetros de esta población es tan desconocida para mí como cualquier pueblecito del Pirineo Aragonés.


La entrada al mismo es un tanto decepcionante pues se levanta en el lugar una especie de trasteros mal logrados que consiguen por un segundo captar tú atención, atención que acto seguido pondrás en las impresionantes vistas que ofrece este emplazamiento privilegiado. Enclavada en un llano La Sierra presume de unas impresionantes panorámicas dominadas por el valle del río Ibias a su derecha y el valle del río Pelliceira a su izquierda.


Uno se siente pequeño a 820 metros de altitud, orgulloso e impresionado del verdadero paraíso natural que constituye la totalidad de municipios de Ibias. Cuanto potencial turístico y riqueza cultural tirada a la basura por el desconocimiento, que no lejanía, de aquellas personas que en su día descartan la opción Ibias por arcaica y atrasada.


Comienzo a recorrer sus caminos encementados y me doy de bruces con una construcción típica un tanto atípica, pues lo que en principio puede llegar a ser un hórreo con algún retoque made in Ibias, se convierte en algo llamativo debido a un alero de largas dimensiones muy útil para secar el maíz en otro tiempo.


El silencio reina en el lugar, parece como si me encontrara en un pueblo abandonado utilizado solo como segunda residencia en verano, pero no, pronto me doy cuenta que hay demasiadas madreñas reposando en las puertas. El tintineo de alguna rezagada "choca" acaba de confirmar mi teoría.


Avanzo por el pueblo contemplado sus casas, en las que abunda como nota dominante la piedra y a modo decorativo, la mayoría de ellas tienen remates en piedra blanca en ventanas y laderas. Componen en su conjunto un toque llamativo y vistoso que sin duda alguna personaliza el pueblo de La Sierra y que supone para mí algo nuevo a ver.


No es lo único que me llama la atención, pues cuenta también con bonitas portadas, llamativas tallas de madera y un surtido grupo de hórreos que se distribuyen a lo largo del pueblo dándole personalidad y resistiendo el envite de los vientos. De estos últimos merece reseña el hórreo de casa Farruco por su grado de conservación y emplazamiento en una "eira" completamente empedrada, muy típica en Ibias en tiempos pasados pero difícil de encontrar en la actualidad.


Llego al cabo del pueblo y avisto de lejos la capilla, intento llegar a ella pero dos perros a modo de guardianes alertan de mi presencia al ama de casa. Lo que en principio eran ladridos de respeto e intimidación se convirtieron mas tarde en gestos de cariño y agradecimiento por las caricias que recibían. Ante mí, se levanta la capilla difícil de apreciar si no tuviera en su parte superior la característica cruz. Cerrada a cal y canto y sin rendijas por las contemplar su interior, solo os puedo decir que está dedicada a Santa Bárbara.


Entorno el camino hacia el coche, sin encontrar a nadie pese a haberlo, no sé si por la hora de llegada o por desconfianza ante mi presencia extraña. De repente, llega a mis oídos el golpear incesante de dos martillos en lo que parece ser una reconstrucción de una casa, bien señores, ese es el camino, conservar lo nuestro.


No puedo volver a coger el coche para irme de La Sierra y no echar un vistazo a sus impresionantes vistas...


Podría enseñar más, pero no quiero, todo aquel que quiera vistas que se acerque por el pueblo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Que raro que no conocieras La Sierra viviendo allí una prima hermana tuya, y que raro que no la vieras, yo visité La Sierra y vi gente.

El chapras dijo...

Supongo que algún café tomarías en casa de tu prima.

Juan Miguel dijo...

Bonito lugar si señor, personalmente no conozco Ibias aunque viendo este impresionante retrato que de ella haces aquí,no me queda más obligación que visitarla

Descubrí hoy tu blog y de verdad que me cambiaste la manera de Ibias, como bien dices tú, ese pensamiento que todos tenemos de antigua y alejada. Tenéis un verdadero tesoro falto por conocer pero envidiado por personas como yo. Desde aquí te animo a seguir ofertando de manera tan gratuita pero sentida desde el corazón, esta tierra tuya, esta Ibias tan querida por ti

Gracias por mostrarnos el tesoro que tenéis escondido

adrian dijo...

en Ibias hay cantidad de sitios preciosos, desde paisajes a pueblos como riodeporcos, alguerdo, uría, bustelo, santa comba, cecos,...

Manolo dijo...

En la Sierra nació mi abuela y mi papa pueblo muy bonito fui muchas veces a la fiesta alli Santa Barbara, estan tan cerca de Santa Comba que casi tados eramos parientes parecia un solo pueblo