miércoles, 17 de noviembre de 2010

Los señoritos de Uría


¡Qué gozo, que alegría, ya está aquí... la aldea de Uría!


Si amigos, hoy otro de los pueblos del concejo de Ibias, sale del cajón, es el elegido y ve la luz en parroquia de Tormaleo.

Voy a mostraros la belleza que corre por sus estrechas calles, el tesoro que esconden sus moradores, las tierras fértiles que tanto y tanto dieron de comer y sobre todo, los maravillosos paisajes que tan bien se dejan retratar.

Abrir bien los ojos, no perdáis línea, sin duda esta aldea os cautivará:

MIRAR... MIRAR.....


Aldea de la parroquia de Seroiro se encuentra a una altitud de 560 metros en la ladera meridional de la sierra de Uría y sobre la margen derecha de uno de los principales afluentes del río Aviouga, el río Forna.


Cuentan los de esta aldea con un cómodo acceso por una pista asfaltada, sin ninguna complicación que dista 9 kilómetros de la capital proporcionando al visitante unas maravillosas panorámicas del valle Aviouga.


Cuesta creer, con los tiempos que corren ahora, que sea Uría la única aldea de la parroquia de Soroiro que haya conseguido mantener intactos sus habitantes en los últimos 8 años. 24 tenía en 2001 y que a día de hoy conserva, convirtiéndose en la segunda aldea más poblada de la parroquia después del propio Seroiro.


31 casas atesora en su poder esta maravillosa aldea, en la que los habitantes, orgullosos, no dudan en cuidar.

"As casas hay que telas, ya mantelas tal ya como eran"
comenta uno de los vecinos.

No es difícil encontrarte con casas de piedra, hórreos que no se dejan, o no les dejan vencer el paso del tiempo, calles empedradas, tejados renovados y vecinos "muy señoritos" dispuestos a presumir de aquello que han sabido conservar.



Pasear por Uría significa vivir un auténtico contraste de colores. Por un lado se encuentran los tonos cobrizos de sus casas, mezcla de cuarcita y pizarra que al entrar en contacto con agua y oxígeno deja esta tonalidad tan colorida, el gris de esos caminos que invitan a pasear por ellos y el verde de sus parras que a modo de paraguas cobijan de la lluvia en invierno y dan una esplendía sombra en verano.


De estas últimas es imprescindible hacer mención. Constituyó en su día la uva una parte importante de la economía del lugar. Los típicos emparrados que han llegado hasta nuestros días, eran combinados con zonas de cepas en torno al pueblo. Su orientación sur, hace que sus vinos sean más azucarados y tengan un mayor grado de alcohol, formando así uno de los mejores vinos del concejo.


Sepan los ajenos al lugar, que deben mostrar respeto al hablar de él. Uría toma su nombre de uno de los linajes con más arraigo en Ibias: Los Oría y así lo hace saber un impresionante escudo que luce esplendorosamente en la fachada de una de las casas del lugar.


No es ni de lejos, la única historia que tiene. El castro mouroso, es otro de los rincones mágicos que atesora este gran pueblo. Hoy en ruinas, en el siglo XIV se levantaba glorioso el castillo de D. Alonso Álvarez Uría.


Alberga también en sus entrañas el pueblo de Uría, una pequeña capilla dedicada Santiago y que guarda una estructura muy parecida a su vecina la de Andeo.

Todo lo que os cuente de este pueblo será poco así que nada mejor para terminar el reportaje que dejaros con una de sus impresionantes vistas.


¿De verdad os la vais a perder?

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Te falta la foto del escudo de la casa de Doña Vicenta.

El publireportaje, genial como todos, si cada pueblo al que se lo haces, tuviera hotelito rural, habría que ir a visitarlos todos un fin de semana cada uno.

Gracias.

Pablo dijo...

Bonito pueblo, bonita entrada y buen vino por lo que tengo entendido.

Yo estuve allí una vez y la verdad que personalmente para mí si no es el más guapo de los pueblos que conozco de Ibias es de lo más seguro. Lo recuerdo por su armonía y por sus numerosísimos emparrados. También por como señalas, las vistas del valle.

Recomiendo ir, no se arrepentirá nadie.

Manolo dijo...

Bonito pueblo Angel no se como haces tiempo, viviedo en otro lado y siempre haces un lugar para mostrarnos nuestros pueblos para mi es una ilusion ver los pueblos me hacen recordar mi niñez porque los pueblos siempre tienen algo parecido uno al atro,Tu y Maria Del Roxo son los que me alegran la morriña de la distancia.Un abrazo

enrique dijo...

Rivaliza con Seroiro en muchas cosas, tal vez en su dia la carretera inclinase un poco la balanza en favor de Seroiro los dos son extraordinarios, en cuanto a bonitos me quedo con Morentan.

Anónimo dijo...

Gracias Angel,

Soy de Uria, y llevo viviendo 28 años an Alicante...............no hay un dia que no me acuerde de Uria.

TODOS LOS VERANOS QUE ESTABA EN URIA Y BAJABAMOS A LA DISCO DE FELIX ( QUE EN PAZ DESCANSE), SUBIAMOS LOS 20 QUE ERAMOS CANTANDO POR EL PICO EL SILLON CON LAS VENTANAS DEL COCHE BAJADAS. LA SIGUIENTE RUMBA:
"DICEN QUE LOS DE URIA NO SALIMOS EN EL MAPA, PERO BEBIENDO VIÑO NOS CONOCE HASTA EL PAPA".

Y COMO DECIA MANUEL DE COLAS QUE EN PAZ DESCANSE CUANDO SE ALPACABA LA HIERBA:" EN DOU ATACAN "

UN SALUDO A TODOS LOS DE IBIAS.
EN ESPECIAL A TODA LA FAMILIA QUE NO ES POCA.

LUIS ( CASA DEL MENDEZ )

Anónimo dijo...

Precioso pueblo, como todos los de Ibias con vistas de infarto y xentes buenas. Prestame mucho estos reportajes que resaltan la belleza que caerá en el olvido.

Gracias

CARLA RON (IBIAS) dijo...

Yo, como nieta de los abuelitos de la casa Santiagón de Uría me satisface muchísimo poder obsevar este reportaje, Ángel.

Yo orgullosamente puedo decir que vivo en San Antolín, por lo tanto, voy a Uría cada vez que puedo, y la verdad, me encanta observar las vistas que aparecen en las fotos cuando voy con mi abuelo de paseo, pero tengo que decir, que la foto no es nada, comparado con lo que puedes ver en todo el trayecto camino a Uría.

En cuanto al pueblo, yo invito a que todo el mundo lo visite, porque no solo pueden ver las vistas de este, sino que tambien pueden dar un paseo hasta el puebo de Forna o de Morentan (vecinos de Uría). Y recomiendo que si van a este pueblo y se encuentran con algun "paisano" que no dejen de hablar con él, porque se van a llevar muchas sorpresas en cuanto a lo que os hable este y seguro que os invitan a tomar un vino, si si, lo que oís, un vino de esos tan ricos de las parras y viñas de Uría.

Desde San Antolín me despido, pero no sin antes repetiros que si tenéis la oportunidad no la desaprovechéis.

Rodolfo Lobo dijo...

HOLA me encanta las fotos y comentarios. Yo soy Rolf l.Rico y de los abuelos de la casoa de la familia Rico. Me encanta uria y siempre recuerdo mi niñez allí, aunque no voy mucho, siempre lo tengo en la cabeza las viñas, el pan,etc..son recuerdos que nunca olvidas y que siempre cuento a mis hijos..todos somos de uria.saludos

Rodolfo Lobo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rodolfo Lobo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Edus dijo...

Muy bellas las fotos, sin dudas un lugar mágico. Como he de saber, si existe alguna relación del pueblo y mi bisabuela Vicenta Uría, casada con Andrés Alvarez?

Raquel Fernández dijo...

Nosotros tenemos casa en Uria
Y nos falta tiempo para disfrutar del pueblo con más intensidad
Precioso pueblo,y buen reportaje
Gracias