miércoles, 23 de septiembre de 2009

El Corralín se pone de fiesta

Año a año, y os aseguro que ya van unos cuantos, el Corralín celebra sus fiestas de San Miguel. Originalmente, dicha fiesta se celebraba el 29 de Septiembre aunque actualmente, se suele celebrar el fin de semana que caiga sábado, bien antes o después del 29.
Año a año este pueblo, tan solitario como misterioso, se vuelve a llenar de gente aunque sólo sea por unas horas.
Pero, ¿Cómo se lleva a cabo esta fiesta?, lejos de grandes orquestas y mini botellones, la fiesta se lleva a cabo a la antigua usanza: misa tradicional y una merendola disfrutando de las vistas.
Como no puedo ofreceros las imágenes de la fiesta de este año, aunque todo es cuestión de tiempo, remontemos esta historia al año anterior.
27 de Septiembre de 2008, un día un tanto especial para el Corralín, los vecinos del Bao, Sisterna y Tablao bajan un ratito a pié y otro en caballo ese complicado camino para rendirle culto a su patrón, San Miguel.

Una vez abajo, toca rezar, confesarse, aguantar, algunos con más paciencia que otros, el sermón del señor cura y cuando este dice la ya esperada palabra: podéis ir en paz, comienza la fiesta.

Y claro, la gente empieza a ponerse nerviosa, en el norte somos de mucho comer, los estómagos comienzan a rugir, están vacios. Empieza entonces la degustación del banquete, cada familia trae el suyo, algunas tortillas, chorizo, empanada, los más perezosos unos bocadillos y algo de beber.

Es una fiesta ¿verdad? y, ¿qué no puede faltar en una fiesta?
1º: la gente, aparentemente hay bastante.
2º: la bebida: a falta de unos cuantos cubatas y debido a las horas, tiran de vermut.
3º: la música: a falta de caras orquestas que sólo meten ruido, nada mejor que unos cuantos gaiteiros y un buen espectáculo visual a cargo de los chicos de Tablao y su danza dos palos.

Y así se hacen las grandes fiestas, con pequeños presupuestos pero con gente dispuesta a no dejar morir sus tradiciones.
Pero como, ¿os quedasteis con ganas de más?, pues no hay nada más, nada de trasnochar, a las 7 de la tarde se recoge la mata que al día siguiente e día de garabullos.

10 comentarios:

María del Roxo dijo...

Admirable la labor de los que luchan por mantener las tradiciones en este mágico lugar.

eminosuke dijo...

Es una muestra de cómo a veces los presupuestos "bajos" aguzan el ingenio... algún día espero estar libre para esas fiestas.

Pixina Galana dijo...

Es la primera vez que escribo en este bloog, y no es porque no lo visite,pero en esta entrada me veo en dos fotos con sombrero blanco, y al lado de mi promogénito, el cual aquel día también danzó,( como buen descendiente trabadelo).
Gracias por ser buen fotógrafo, testigo, redactor.....

Gonzalo de Suárez dijo...

Bravo, por esos descendientes del Corralín que no olvidan su tierra, ni sus tradiciones.Ojalá otros muchos tomaran ejemplo, y no dejaran morir sus fiestas.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por estas fiestas. Quisiera aprovechar este momento, para recordar que el próximo 23 de octubre se cumplirán diez años de la visita del Príncipe a San Antolín, para entregar el Premio al Pueblo Ejemplar a la Comunidad Educativa y Vecinal de Ibias. Ese momento constituyó, probablemente, la fecha más importante en la historia del concejo. Mi gratitud y recuerdo a quienes lo hicieron posible. Y ojalá, este aniversario sirva par rememorar aquellos históricos momentos, y a quienes con su trabajo y esfuerzo hiceron realidad todo aquello.

Xastre dijo...

Enhorabuena a los vecinos de El Corralín por no dejar que caiga en el olvido su pueblo, a pesar de las circunstancias. Sería bonito ver algún día el pueblo habitado (y con la carretera Cecos-L.larón abierta....)

MARIA I. dijo...

Enhorabuena a la gente del corralin por no dejar que se pierdan las tradiciones,tenian que tomar otros pueblos ejemplo

Millaró. dijo...

Impresionante sitio y maravillosas fiestas. Hay que seguir manteniéndolas con vida. No se deben de perder estas costumbres.
Un saludo.

Bob Fisher dijo...

Campo, naturaleza, buen ambiente, buena compañía, buenos bailes, buena comida..... ¿Se puede pedir más?. Para mi, esto es un auténtico lujo y por lo que se aprecia en las fotografías,Hizo un buen día. ¿Falta algo más, para disfrutar de una jornada especial?.

Un saludo.

Entre Ancares y Muniellos dijo...

Este verano tuve la oportunidad de visitar el ¨Corralin¨ algo que, desde niño había escuchado hablar a mis padres y vecinos, como algo lejano, ruinoso y sin ningún valor. Nada mas lejos de la realidad. Senti una relajación tal, comiendo mi bocata de buen jamón, bebiendo agua de aquella fuente y charlando con la única vecina que tiene actualmente el ¨Corralin de abaxo¨, una mujer francesa que esta viviendo y pernoctando desde hace tres años, que invito a todos aquellos que amen la naturaleza, tal cual vino al mundo, que lo tienen que visitar. Vale la pena y si es en fiestas, mejor que mejor