domingo, 29 de septiembre de 2013

Una fuente nueva para Fresno

Todos los que me conocéis sabéis que soy fiel a la marca Ibias. Presumo de su riqueza patrimonial, de su cultura ancestral tan bien llevada y conservada, de la belleza de sus paisajes de montaña y ribera, de la abundancia de sol dentro de esa Asturias tan nublada y por supuesto de la grandeza de sus gentes.  


Lo que hace exclusivo a un lugar no es la preparación artificial que este tenga para acoger turistas, lo realmente importante es que te haga sentir en casa y tengas ganas de volver a repetir destino año a año, sin grandes lujos ni grandes vistosidades, pues lo realmente grande está en los pequeños detalles.


De lo que es ser pequeño sabemos bien los que somos de Fresno, apenas unas diez casas forman la aldea que pasa inadvertida dentro de una parroquia, la de Tormaleo, dinamizada en el pasado por el boom de la minería.


El verdadero oro del pueblin de Fresno, son sus aguas, abundantes y afamadas por todo aquel que llega a probarlas. Conscientes de ello, todos los que engrosamos el pequeño computo de gentes de esta aldea, pusimos nuestro granito de sudor este verano para hacerle nuestro pequeño templo a nuestra agua. 


De la nada fuimos poniendo ilusión para poner una piedra y sobre ella otras dos más y sobre esas dos, otra más y así ir dando forma a una fuente que sirviera para dar servicio al pueblo y por qué no, para distinguirlo de los demás con un elemento con el que otros no cuentan. 


¿Parece fácil verdad? pues os puedo decir que de sencillo no tiene nada. Lo que parecía más una cuestión de pillar el toro por los cuernos y moldear una pequeña fuente, se convirtió en una costosa obra que llevó acabarla más de una semana, con leoninos horarios de trabajo. 


Seis tractores de piedra de cuarcita hicieron falta para dar forma a esta donación que los paisanos de Fresno quisieron brindar a su pueblo. Nombraremos también la impresionante piedra de losa que luce ahora por caño y que mide más de metro y medio de largo


Se estructura en forma de V con un gran frontal en donde se presenta el caño de la fuente coronado por un tejado redondeado y dos paredes laterales revestidas con losa que hacen la función de mesa auxiliar o banco. 


Su tamaño es espectacular, aún más si la comparamos con la pequeña fuente a la que sustituye. Ya sabéis el dicho, burra grande ande o no ande. Así que naquel pueblin de Fresno pousada nun habia pero buenas aguas y buena fuente ahora ya sí. 


A falta de poner las rejillas del suelo, os invito a todos a conocerla y sobre todo a probar de sus aguas mientras dais un pasein por esta aldea que merece la pena conocer.


No me queda nada más que mostrar el orgullo de lo que entre todos hemos hecho y dar las gracias a mis vecinos, que aunque fui yo quién me planté y dije que debíamos de hacer una fuente en condiciones para el pueblo, su colaboración desde el primer momento y su buen hacer hoy tiene la foto que merece... 

10 comentarios:

Gonzalo de Suárez dijo...

Mui guapa, si señor eso es un trabajo bien hecho, enhorabuena.

Xastre dijo...

Parece que este año nos tocó a todos trabajar en Obras Públicas... ¡Buen trabajo, Ángel!

Anónimo dijo...

Preciosa a fonte, tuvisteis muy buen gusto pa faela y ahora teredes que disfrutala.
Felicidades a os de Fresno y a ti por movelos, ya queda pouca xente joven que tire po los pueblos, nu no perdas...

María dijo...

A pesar de que viví en El Poblao desde los 5 a los 18 años con intervalos ,a pesar de pasar durante años las vacaciones en Ibias ,nunca visité Fresno.....sí vuelvo a pisar esa tierra ya tengo un motivo para ir,beber el agua de esa fuente....
Menos mal que Todabia queda gente joven que mira por su pueblo y siente la llamada de la tierra.
Felicidades!!esa fuente se merece un brindis.

Aladino dijo...

Vosotros arreglando la fuente, impresionante, y algún loco echando a perder los alrededores. Que formas tan opuestas de mirar por el pais.
Saludos.

Milio'i Sebastián dijo...

Gran iniciativa y gran obra material e inmaterial; de estética muy acertada.

Sandra dijo...

Ay Angel que bonita quedó la fuente, cuantos años hará que no voy yo por Fresno madre mía.
Cuando vuelva a Ibias será uno de los lugares donde iré para visitaros.
Un beso a la familia desde Barcelona.

María Luisa A. dijo...

Muchas felicidades. Os ha quedado preciosa. Y lo mejor, la unión de un pueblo para construir algo en común que sirva a todos y en este caso, también orgullo de todos y para todos. Un ejemplo. Gracias por compartirlo.

El chapras dijo...

Una pasada, menudo trabajo y bien hecho

El chapras dijo...

Una pasada, menudo trabajo y bien hecho