miércoles, 6 de marzo de 2013

Ibias vuelve a estar en boca de Luis Felipe

«No es posible el progreso de una sociedad sin la labor de los profesores» 


Luis Felipe Fernández llegó en 1984 al colegio de Ibias. Tenía 22 años y empezaba su trayectoria como profesor de la escuela pública. Aquel concejo pequeño, de acceso complicado y de interior no le sorprendió. Presume de ser hijo de labradores y del esfuerzo que hizo su familia para que él y su hermano estudiaran. «En Ibias me sentí idenficado por este motivo», asegura. El aislamiento geográfico condicionaba la formación de los alumnos y sus expectativas de futuro. Luis Felipe Fernández, a través de la escuela y con el apoyo de sus compañeros, planteó un proyecto educativo que sentó las bases de una escuela «abierta al entorno». Relacionó al concejo con medios de comunicación, instituciones y empresas. Hoy trabaja como profesor en Vegadeo, su concejo de origen. Allí puso en marcha un proyecto similiar, el Foro Comunicación y Escuela, que el próximo día 21 presentará su quinta edición.


-El proyecto educativo de Ibias, único en Asturias, marcó su vida. ¿Qué problemas observa en la escuela rural?

El aislamiento es un condicionante. Los alumnos de Ibias vivían sólo en aquel mundo, entre las montañas. Había que romper con el aislamiento y desarrollamos un proyecto educativo a través de los medios de comunicación. Pusimos en marcha una radio y un canal de televisión en un centro público. Eso y el proyecto que abrió la escuela al entorno transformó Ibias. Nuestros alumnos no conocían el mar.


-Un alumno de la zona rural, ¿tiene más dificultades para formarse?

En una etapa de enseñanza obligatoria, la educación no sólo debe centrarse en los contenidos curriculares, en las Matemáticas o la Lengua, sino que debe ir más allá. Tenemos que formar ciudadanos para que decidan su futuro, qué papel quieren tener en su vida y en la sociedad. Y lograr que tengan unos valores, como la solidaridad y la sensibilidad hacia las artes. En un medio rural esto es más complicado de conseguir porque en una ciudad hay actividades que son inherentes a la urbe y otros estímulos. La escuela es el cauce para romper con esas circunstancias y formar ciudadanos al margen del territorio donde viven.

-Los conflictos en la escuela rural por falta de recursos son cada vez mayores. ¿Qué futuro tiene?

En la zona rural cada vez hay menos población y menos niños. Pero si cerramos las escuelas en el medio rural, la población desaparece. La escuela es una forma de vertebrar y fijar población. Si quieres que la gente se quede en un pueblo, hay que ofrecer servicios acordes con el siglo XXI y la escuela es una pieza base para que la gente permanezca. En el medio rural tenemos que mantener la igualdad de oportunidades y proporcionar una educación de calidad.


-¿Qué es la calidad en la enseñanza para usted?

Pues tener los profesores necesarios e instalaciones adecuadas y que los niños puedan estar lo más cerca posible de sus familias en una edad en la que lo necesitan.

-En los últimos tiempos se ha hablado mucho de recortes. ¿Cómo afrontan los centros rurales esta crisis?

Trabajo en el Instituto de Vegadeo y puedo decir que tiene buenos medios. Hay buenos trabajadores. En Asturias, y en general, esta profesión no está valorada socialmente. Da la impresión de que el profesorado de la zona rural es un profesor con más dificutaldes. Algunos están separados de lunes a viernes de sus familias y eso representa una dificultad añadida. Para que una sociedad prospere, se necesitan buenos profesores. No es posible el progreso de una sociedad sin la labor de los docentes. En todos los años que llevo en esta profesión me he encontrado con mucha gente trabajadora, competente, que trabaja mucho más allá del horario lectivo. Pero no existe reconocimiento. A veces tengo envidia de Finlandia. Allí los profesores son respetados. Y los profesores rurales tienen más dificultades.


-¿Qué dificultades?

En el medio rural es más complicado formar equipos estables. Hay una gran inestabilidad en el profesorado y eso a veces es una dificultad. Hay que empezar de cero cada curso. Pero es una situación que, desde mi punto de vista y por mi experiencia, tiene difícil solución porque es legítimo que los profesores aspiren a vivir en el lugar donde han planteado su vida.

-La realidad es que poca gente elige la zona rural para vivir.

Una vez nos dijeron que formábamos a los alumnos para irse de sus lugares de origen. Nosotros tenemos que formar al alumno para que sepa decidir sobre su vida. Los niños del medio rural tienen todo el derecho a decidir qué es lo que quieren hacer. Nuestra obligación es darles las herramientas para que, partiendo de lo local, lleguen a lo global. Para que decidan qué quieren ser en la vida. No podemos limitarlos para que se queden en ninguna parte del territorio. Quiero que sean niños y jóvenes de su tiempo, con las experiencias propias de su tiempo.
 
-¿Qué papel juegan las familias en la educación?
Muy importante. Es realmente importante que la escuela y la familia vayan en la misma dirección. Deben tener una colaboración estrecha. En este campo se avanzó mucho, pero no sé si lo suficiente.


-¿Qué pueden pedir los profesores a los padres?

Que transmitan a sus hijos el sentido de la responsabilidad. Que sepan que tienen derechos y obligaciones, y que el estudio es la mejor arma para progresar y hacer algo en la vida. Los adolescentes que hoy tienen 14 años serán los ciudadnaso de este país, y este país será lo que sean sus ciudadanos. Y las obligaciones deben ser para con la sociedad, no sólo para con ellos mismo. Siempre tenemos que hacer algo por la sociedad en algún momento de la vida.

-¿Qué se debe esperar del alumno?


Tienen que ser buenos estudiantes y buenas personas. Deben ser solidarios, generosos, buenos ciudadanos y buenos estudiantes. Es importante que sepan Matemáticas y Física, pero, si tuviera que priorizar, diría que deben ser buenas personas y despúes buenos esudiantes.

-Muchos profesores se quejan del desgaste psicológico.

La del profesor es una labor clave en la sociedad. Cuando llevas unos años hay un desgaste considerable, pero tiene momentos muy agradables, sobre todo cuando ves a un alumno que ya es adulto y que ha concluido sus estudios. Me siendo muy orgulloso de participar en el proceso de formación de jovenes de Ibias y de Vegadeo, No me arrepiento de nada, volvería a repetir.

 
Deportista y estudiante

En la mesa del despacho de Luis Felipe Fernández está fotocopiado su proyecto de Grado, un estudio, faltaría más, sobre la escuela rural. Este profesor afincado ahora en la casa que le vio nacer ha vuelto a coger los libros para convertirse en estudiante. Después de superar el Grado, se ha matriculado en un máster. «Ha sido raro volver a la Universidad», confiesa. Dedica su tiempo libre a la familia, a su pareja y al deporte. Es un consumado corredor que no puede pasar más de dos días sin salir con sus zapatillas. Hace «running» desde que tenía 14 años. Dice que este deporte, «forja carácter».

  Fuente: La Nueva España
05/03/2013

9 comentarios:

Regina Sousa dijo...

enhorabuena por esa maravillosa entrevista besines des de ibias

Ángel Fernández dijo...

Ojo, no es mía... aunque todo se andará :)

Anónimo dijo...

Ángel enhorabuena por recoger esta entrevista de La Nueva España. Ahí está Luis Felipe en una magnífica entrevista. Hablando educadamente, con Ibias siempre en la boca. Y es que el que vale, vale. De director en Ibias o profesor en Vegadeo, es un referente de la educación en Asturias y desde luego de nuestro municipio. Ha sido un gran trabajador en beneficio de la tierra ibiense y para mi una gran persona.

Anónimo dijo...

Me alegra mucho ver este reportage y la entrevista a Luís Felipe. El que es competente y trabajador destaca siempre, y en este caso haciendo de nuievo cosas por los demás y por esta tierra. Por muchos defectos que tenga siempre le admiraré y respetaré.

Anónimo dijo...

Soy de Ibias, sigo pasando mucho tiempo en la tierra que me vio nacer y ya tengo unos años. Me alegra Ángel que sepas reconocer en tu blog el trabajo por Ibias de una de las personas que más hizo por el pueblo ibiense. Siempre digo y diré que Luis Felipe hizo lo que nadie por Ibias y es un ejemplo de hombre honrado.

Santa Comba dijo...

Y digo yo y ya dije mas veces, no debería esta persona tener algo en San Antolín que llevara su nombre, una calle por ejemplo despues de todo lo que hace y ha echo por Ibias. Me parece que la corporacion y el Alcalde deberian hacer algo al respecto

Ángel Fernández dijo...

Por supuesto, creo que todo reconocimiento es poco para una persona que trabajó tanto para el concejo. Quiso que los niños rurales tuvieran las mismas oportunidades que el resto de niños y para ello no dudó en implicar a todo un concejo. Poco reconocido fue y es el fruto de su trabajo, aunque no lo necesita, premios como el pueblo ejemplar de Asturias en el año 2000 avalan su labor.

No hay que ser hipócritas intentando emborronar unos meritos que labró a golpe de constancia y que tanto bien hicieron a Ibias...

Supongo que nadie es profeta en su tierra y menos si no pertenece a ella. Hasta que no cambiemos esta mentalidad y seamos más agradecidos con las personas que nos hacen bien, seguiremos yendo por ese mal camino que vamos...

Desde mi casa dijo...

Pues esta entrevista me parece muy bien como me parece muy bien Angel que la hayas recogido en tu blog. Es una demostracion de que quien es importante lo es por algo, porque si a Luis Felipe no lo consideraran importante por lo que hace estoy convencida que La Nueva España que es el periodico mas importante de Asturias no le dedicaria esa entrevista tan amplia. Yo tengo en casa la edición en papel y la entrevista ocupa toda una página. Enhorabuena a Luis Felipe y que siga así. Y a ti Angel gracias por tenernos informados

Anónimo dijo...

Me alegra un montón saber de "esta persona "o sea LUIS FELIPE,el director de mi colegio, al que muchos debemos tanto,el colocó a ibias en el mapa ,primero de Asturias y después de España ,reconociendo las actividades ,las semanas culturales,obras de teatro,campeonatos de futbol,,,y mucho ,mucho ,más. Incluso pueblo ejemplar que sin el ni sabrían que existía. GRACIAS,GRACIAS