domingo, 8 de marzo de 2009

Que rico el pan de mi abuela

El forno de pan, algo tan cotidiano en el pasado de todos los ibienses y tan desconocido entre la juventud en la que me incluyo. Rara era la casa de ibias que no tenía este tipo de horno a lo rústico y aquellas que no lo tenían pedían permiso a los dueños para hacer el pan en ellos. Normalmente medía la riqueza de la casa puesto que todas aquellas que poseían un forno era porque a su vez tenían una buena cosecha de centeno y por tanto un buen campo donde cultivarlo.
Forno de pan "casa de Anxelón" Fresno

Forno de Torga, 30 años de antigüedad y capacidad para 7 Hogazas y 1 Empanada

Forno de Torga, tiene 58 años y capacidad para 15 hogazas y 2 empanadas

¿Qué utensilios se necesitaban a la hora de hacer el pan?
En primer lugar, y después de haber cogido la cosecha y haber procedido a su secado se necesitaba un molino que convirtiera el trigo en harina. El concejo cuenta con varios de estos molinos aunque uno de los más representativos sea "A Maquíla" junto al río Luiña y actualmente en un grado de conservación óptimo. Sirvió durante muchos años para moler la mayor parte del centeno de la parroquia pero con el paso al progreso, los burros dejaron de llegar cargados de centeno a su puerta y el agua dejó de fluir por sus ruedas.

Maquila (Luiña)


Molino casa cacharro (Fresno)

Otro de los utensilios que no pueden faltar en el proceso de elaboración del pan no es otro que la "Artesa", esta característica pieza de Ibias es una especie de cajón donde se amasaba el pan. Para ello, en primer lugar se echaba el formento (trozo de masa salada que se guardaba para otra amasada), la sal, el agua caliente y la harina, una vez completado este proceso, se amasaba con las manos hasta conseguir el punto adecuado de la masa. Acto seguido, se dejaba reposar hasta que subiera (2horas apróximadamente). Mas tarde, se le daba forma a la masa para hacer las hogazas.

Artesa con más de 100 años

Artesa casa Simón (Tormaleo)

Previamente a todo este proceso, se encendía el forno con leña y cuando éste, estaba lo suficientemente caliente (se ponían las piedras rojas) se retiraba el "remole"(las brasas)con el Rodalo y para que quedara totalmente limpio, se barría con el Basoiro.

"Rodalo, Pala y Basoiro"

A continuación, se metían las hogazas y la bola (empanada hecha a mano y sin molde) que dependiendo del tamaño del forno, cogían más o menos. El tiempo de concción era aproximadamente de una hora y transcurrido este, se sacaba una para comprobar si estaban cocidas, para ello se le daba un golpe por el culo, si la hogaza sonaba, estaba para sacar con la pala del pan y si no había que dejarla un poco más.

El resultado es este.Dan ganas de hincarle el diente ¿Verdad?

6 comentarios:

mari dijo...

No se puede comparar el pan que amasaban y cocian en esos hornos con el que compramos (sin despreciar el pan de Ibias que esta muy bueno) el día que tocaba amasar era una fiesta;aunque hay gente que todavia lo sigue haciendo en la mayoria de las casas ahora se compra .Ya se ve que depaso que hiciste el reportaje te pusiste las botas con la empanada a ver si repartes una poca entre tus seguidores.

Un saludo

Tormaleo dijo...

Jeje. No hay empanadas caseras como las que hace mi madre.

Eso está hecho, tengo que repartiros un poco de empanada y montar una fiesta por todo lo alto, eso sí, cuando lleguemos a las 10.000 visitas que ya voy camino de ellas.jajaja.

Un saludo.

el chapras dijo...

Tormaleo espero que siguas¡ ánimo¡, sabemos el esfuerzo que significa para ti mantener este blog por que no tienes tiempo, pero lo seguimos con mucho gusto.
Hablando de fornos en mi casa hay tres y se el gusto queda el olor a pan cuando se amasaba,ahora ya no amasamos pero hacemos alguna empanada como las de tu madre(bueno parecidas por que las de tu madre son únicas).
No se si sabes el dicho que hay en Ibias :EN CADA CASA TEN QUE HABER TANTAS MUYERES COMO FORNOS.
Por que en cada casa habia un forno.Es un dicho un poco machista pero bueno.

Un saludo

Tormaleo dijo...

Es machista pero feminista a la vez.... sin mujeres los hombres no somos nada.
Es cierto que me gustaría atenderos mejor de lo que os atiendo... pero con tantas cosas y tantos estudios a veces llego a mi casa tardísimo y no tengo tiempo a nada.

De todas formas ahí está María con sus 10.000 visitas dejando el listón de Ibias muy alto.

Valles de La Tercia y Arbas dijo...

Tiene todo una pinta buenísima!!! Me apunto a esa repartición de empanada!!!.

Y ánimo que ya queda poco para las 10000!!

Un saludo.

MARIA I. dijo...

Que buen pan era ese y esa empanada que pinta!!......... hasta las rosquillas se ven bien