lunes, 11 de enero de 2010

Un corazón puro, una personalidad arrolladora, un nombre con mayúsculas: José Luis Fernández Barrero

No es fácil actualizar un blog hablando de algo personal, es más, yo creía que iba a ser un ejercicio menos complicado y hoy me está costando bastante hacer esta entrada.

Como veis en la foto principal, hoy vamos a hacer un gran homenaje a un gran hombre, que por razones del destino no pudo disfrutar o disfrutó poco de la vida, pero cuya personalidad y valores cautivaban a todas y cada una de las personas que le rodeaban.

Hoy, 13 de enero de 2010 se cumplen 10 años de la muerte de mi hermano José Luis. La muerte nunca es fácil de asumir, muchas veces la notamos lejana pero cuando menos nos damos cuenta nos toca pasar por un trance así. Nunca se supera, nunca, tan sólo el paso del tiempo palia unos efectos secundarios que llevarás dentro y condicionaran tu carácter el resto de la vida.


Creo que no hay persona en Ibias que no conozca el corazón que se escondía detrás de esta bellísima persona, cuya personalidad arrolladora y ojos negros cautivaban a todo aquel que sabiamente lo elegía como amigo. Pensareis que como soy su hermano ensalzo su figura pero para nada, yo creo que me estoy quedando bastante corto en lo que digo y solo aquellas personas que lo conociesen podrían corroborar esta teoría.

Hasta tal punto era querido que yo me atrevería a decir que fue el entierro más multitudinario que jamás hubo en Ibias. Al coche fúnebre que trasladaba el féretro desde el Hospital de Cangas a Tormaleo hubo que ponerle un segundo coche que traladara la veintena de coronas de gente que quiso acompañarle en el último momento.

La vida es muy muy injusta con muchos y demasiado permisiva con otros. El destino quiso marchitar la vida de una persona que tenía muchas ganas de vivir y así nos lo hacía saber a nosotros día a día. Su máxima felicidad era vernos felices y por eso jamás se le borro la sonrisa, esa bella sonrisa que tenía en la cara.

Llevaba mucho tiempo queriendo hacerle un pequeño homenaje escrito pero me cuesta mucho aún hacerme a la idea. Si pudiera dar marcha atrás y poder decirle algo... sin duda le diría que estaba, estoy y estaré hasta el día que me muera muy orgulloso de haberlo tenido como hermano.


Se cumplen 10 años que ya pueden ser 100 porque jamás lo vamos a olvidar y mientras que una persona siga viva en el recuerdo de sus seres queridos nunca muere. No sé si él estará orgulloso o no de mí, al pobre no le dio tiempo a decírmelo pero conociéndole como le conozco se que en estos momentos estará feliz.

Muchos dicen que me parezco a él, yo digo que fue y seguirá siendo inimitable, ojalá pudiera yo heredar su personalidad, su bondad, su corazón y sobre todo esa magia que hace a una persona destacar por el resto de los demás.

Era muy hablador y nunca tuvo un enemigo, en su vida no había mentiras... pocos podemos presumir de tener un alma tan transparente como la suya. Le hubiese encantado leerse hoy en este reportaje y más si el que le pone letra es su hermano pequeño. No puede ser, pero me consuelo con que vosotros lo hagáis y recordéis a una maravillosa persona, a José Luis Fernández Barrero.

24 comentarios:

María del Roxo dijo...

Muy emotivo, Ángel. Estoy segura de que su ejemplo guiará todos tus pasos. Un saludo.

Xastre dijo...

Puedes estar seguro de que tu hermano, donde quiera que esté, también sigue tu blog y muy orgulloso de ver la labor que desarrollas para dar a conocer vuestra zona. Un saludo, Ángel.

eminosuke dijo...

Que la tierra le sea leve.

Gonzalo de Suárez dijo...

Pues claro que si, Ángel estará orgulloso de tí, y además desde allí donde esté , seguro que te está guiando por el camino correcto. Un saludo.

Anónimo dijo...

Yo conocí a Jose, no somos de la misma edad, pero coincidimos internos en San Antolin. Era una persona impresionante, te decía las cosas como eran, sin mentiras, para quedar bien.
Me impresionó mucho cuando se fue, y la verdad esque era muy bueno.
Seguro que está muy orgulloso de ti, y si es verdad que os pareceis.....
Un saludo

El chapras dijo...

Yo que lo conoci bastante puedo decir que era todo eso que dices y mucho mas,como persona y como compañero de trabajo.Como no va a estar orgulloso de sus hermanos este donde este,si en vida a el se le llenaba la boca con cualquier cosa que hicieran sus hermanos.Es un orgullo y un honor para mi haber conocido,y tener como amigo y pariente aunque no fuera de sangre a Jose Luis.

Gemma dijo...

Hola Ángel! muy bonito el homenaje que le haces a tu hermano. Yo me considero afortunada de haber tenido como amigo a Jose, todo lo que digamos sobre él se queda corto sus ganas de vivir, su sinceridad, su gran corazón... Parece mentira que hayan pasado ya 10 años desde que nos dejo, pero te aseguro que su recuerdo sigue vivo ente muchos de los que le conocíamos. Ten por seguro que estará muy orgulloso de ti, sabes que eras su hermano pequeño y como quien dice "se le caía la baba contigo",y seguro que sigue siendo así desde donde quiera que esté. Un saludo, Ángel

mari dijo...

Que te puedo decir yo,era la persona mas buena y bondadosa del mundo.Dicen que Dios se lleva a las buenas personas junto a el para que no sufran las desgracias de este mundo.Quiero creer eso ,por que sino seria muy injusto que se lo haya llevado
.Yo tengo una espinita clavada con el que nunca me la podre sacar,cuando el mas me necesitaba yo estaba muy mal y no pude estar a su lado como lo hubiera querido.
Se que fue muy querido por todo el mundo y me llena de orgullo que fuera mi primo.
Siempre estara conmigo,como dices tu con esa sonrisa y esos ojos que te llegaban hasta lo mas adentro del corazon.

Un saludo

MARIA I. dijo...

Precioso y emotivo homenaje a tu hermano, yo también creo que siempre estará contigo. Un saludo Angel

Rosa cunqueira dijo...

Te felicito es dificil escribir cuando las palabras lloran al escribirse, cuando a la mente y a el corazon se le terminan las ideas.
Un saludo

ANDULIA dijo...

Sentimental y emocionante reportaje.
Esté donde esté tu hermano, seguro que también lo habrá leído como todos nosotros. Un saludo Ángel.

Sr. Hessen dijo...

Un saludu, la idea previa que tenía d`estas tierras enantes de venir equí, yera que la soledá ya la frialadá predominaban,..., y nun ia como pensaba,..., muitas veces nun ia cousa de cantidá sinón de calidá, ya la calidá vese reflexada nel tou sentimientu. Un saludu dende un desconocedor ya desconocía d`estas bellas tierras.

Anelis dijo...

Hola Angel, yo no conocí atu hermano ni te conozco atí pero desde luego puedo entender todo lo que sientes y desde luego creo que esta será y con mucho la mejor entrada de tu blog, porque está escrita poniendo todo el corazón y seguro que muchas lágrimas.Lo más bonito que queda desde que las personas no están ,es todo lo maravilloso que hicieron cuando estaban y creo que por lo que cuentas tu hermano era uno de los seres que dejan esa huella,llévalo siempre en tu corazón y sigue queriéndolo con toda tu alma y él seguro que lo notará allá donde esté.

Anónimo dijo...

Me gustaría felicitarte por tu blog (..que sigo casi diariamente, sobretodo por este último tan emotivo) y por la labor tan importante de dar a conocer junto a otros muchos blogs, como el de María del Roxo.. está parte de Asturias.
Entre todos hacéis una gran labor!! aprovecho con tu permiso, a mandar desde aquí un fuerte abrazo a la familia del minero gravemente herido está semana en Ibias

Ángel Fernández dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestro apoyo. Son días complicados para la familia, muchos recuerdos que nunca se olvidan.

Aprovecho para recalcar lo que dice el anónimo. Muchísimo ánimo y apoyo a esa gran familia del minero que resultó herido de gravedad en la mina de Tormaleo.

Al parecer no pudo esquivar una maquina que bajaba descontrolada con tal mala suerte que esta, le pilló la pierna. Se le trasladó de urgencia al Hospital de Cangas pero nada se puedo hacer por la pierna.

Desde aquí todo el apoyo a su familia y sobre todo al minero herido.

Anónimo dijo...

Hola Ángel, una entrada muy emotiva, un gran recuerdo a esos 10 años que ya falta tu hermano (como pasa el tiempo).
´Comentarte también que el minero fue directamente a oviedo, no a Cangas, y como bien dices, ya no pudieron hacer nada por su pierna, esperemos que salga hacia delante lo más rapido posible, porque es un gran hombre.
un saludo

Mª Angeles dijo...

Una entrada fantástica Ángel. Sin conocerte me has emocionado.Estoy segura que él está muy urgolloso de tí.
Un saludo.
Mª Ángeles

Olga dijo...

Un reportaje muy bonito. Y aprovecho yo tambien para felicitarte por el blog y decirte que soy una mas "enganchada" a los blogs de ibias.
Saludos

nieves dijo...

precioso el homenaje que le haces a tu hermano todo se lo merece era muy buena persona,seguro que esta muy orgulloso de ti .un saludo de tu prima .

Bob Fisher dijo...

Seguro que a tu hermano le ha gustado oír estas palabras.

Tienes razón, quien más, quien menos, todos llevamos a alguien en lo profundo de nuestro corazón que, en unas circunstancias u en otras, ya partió.

Dicen que el tiempo lo cura todo pero, como bien dices, tras el cambio de carácter que te produce la perdida de una persona muy cercana y el desgarrador sentimiento que te produce esos momentos difíciles, cierto es que acaban calmándose pero, de la herida pasaremos a la cicatriz, que nos dudará el resto de nuestra existencia.

No hay mejor tributo para nuestra gente que partió que mantener y transmitir lo que ellos eran y nos enseñaron. Con esto y recordando su existencia y sus obras, jamás morirán.

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Bonito y muy emotivo el homenaje que le haces a tu hermano.
La muerte es cruel e injusta sobre todo cuando se lleva a alguien tan joven y por lo que oí de él, tan buena persona. Pero siempre quedarán, los recuerdos, las fotos, los paisajes, ... eso nadie te lo quitará jamás.
Un saludo afectuoso.

Anónimo dijo...

Hola Ángel!! Todas las palabras se quedan cortas para decir lo especial que era tu hermano, nunca estaba enfadado, siempre sacaba lo buenos de los momentos malos, fue un gran amigo para mi.
Siempre lo tengo presente, todavía me acuerdo que todavía no había llegado a Buso y ya estaba esperandome en casa de mi tía Maruja para irnos a Luiña a tomar algo.
Cuantas risas,jajaja todavía me acuerdo de que algun paisano le llamaba matapitas jajaja.
Un beso muy grande a la familia.
Siempre estará en nuestra memoria.
Sandra (Barcelona).

Anónimo dijo...

This is excellent! How did you learn this stuff?

Anónimo dijo...

I just added this website to my feed reader, excellent stuff. Can't get enough!