lunes, 24 de mayo de 2010

Outurelos, un sueño hecho realidad

Parece que después de un más que largo invierno, por fin, estamos empezando a disfrutar un poquito de la primavera, esa que nos altera la sangre, nos trae los contrastes y olores típicos de la fecha, la que hace que nuestro paisaje luzca vigoroso tras un castigador invierno de grandes nevadas y heladoras heladas. Tiempo de musicales trinos que propician los pájaros y que nos provocan una placentera relajación, tiempo de flores y de abejas que como verdaderas dictadoras les roban su esencia para proporcionarnos esa dulce miel que tanto nos gusta.

La siguiente protagonista de nuestro reportaje no podía ser otra, de ella sale ese elixir que rejuvenece al más viejo, revive y revitaliza al que agoniza y hace perder la cabeza al animal más goloso que hay, el Oso.

Ya nuestros antepasados veían en ellas el dulce que les faltaba en sus vidas y por eso sabiamente las protegían con esas fortalezas empedradas que aún se conservan a día de hoy. Actualmente ya no son tantos los que apuestan por tener un colmenar en propiedad, aunque no es díficil ir a un pueblo que cuente con alguna familia que se produzca miel y la venda a pequeña escala.

¿Y si yo supiera de una familia de Ibias que ha dado con la fórmula para rentabilizar este oro líquido?

La formula no es otra que empezar por mimar al animal y al medio ambiente en el que se encuentra. Tener vocación, ser apicultor antes que empresario y sobre todo concebir este trabajo como una forma de vida y no como una manera de obtener beneficio. La verdadera forma para apostar por una empresa de este tipo no es otra que haber vivido con pasión desde pequeño todos los procesos de trasformación de la miel.

"Outurelos" nombre que recibe el negocio como homenaje al antiguo colmenar que poseía la familia bajo " O peneo de Outurelos", nace como resultado de una apuesta firme y segura por el trabajo en el campo y por la vida en el entorno rural. Su objetivo principal es hacer de una pasión: las abejas y la apicultura, una forma de vida cuya máxima a alcanzar es y será siempre no vender nada que no hayan elaborado sus abejas.

Para ello, Outurelos localiza sus colmenares en dos pequeños pueblos de la Parroquia de Marentes y de la Parroquia de Uría, alejados de las casas y en medio del monte, para que las abejas no molesten a nadie y por supuesto nadie las moleste a ellas.

No sólo se dedica a la extracción de miel, cera y polen, sino que también combinan esta actividad con la creación de velas, jabones y ungüentos, todos ellos hechos a partir de la cera de abeja que les sobra cada temporada. No trabajan con sustancias derivadas del petróleo como la parafina por lo que el toque de calidad y la apuesta por lo natural y artesanal es el verdadero sello de esta prometedora empresa Ibiense.

La miel de Ibias tiene nombre propio, sello de identidad que le hace destacar y ser superior a otras mieles, la miel de Ibias tiene buena representación en una empresa que apuesta por la calidad y no la cantidad, por el esfuerzo y los frutos del trabajo diario, por un sueño hecho realidad: OUTURELOS


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que no entenderé nunca, es la peligrosa y muy poco responsable costumbre de muchos vecinos de poner las colmenas en las paneras, en medio del pueblo.
Será para ver como pican a alguna persona alergica y les plantan una denuncia con cuyo importe, podrían comprar todo el miel de Ibias de los proximos 10 años.

Manolo dijo...

PUEDE SER QUE ALGUNO LAS PONGA EN EL PUEBLO YO EN MIS TIEMPOS NUNCA VI COLMENAS EN EL PUEBLO Y LAS QUE PUSO EN EL REPORTAJE ANGEL ESTAN EN EL MONTE, ESTA BIEN QUE LO DIJAS LO QUE ESTA MAL, PERO TAMBIEN SR ANONIMO TENDRIAS QUE ABLAR ALGO DEL REPORTAJE DE ANGEL QUE NOS MUESTRA COSAS DE IBIAS Y LO HACE DE CORAZON SIN PEDIRNOS NADA, Y NOSOTROS COMODOS MIRANDOLO SENTADOS, EN LA SILLA.LA MIEL ERA EL UNICO DULCE QUE TENIAMOS EN EL PUEBLO ALLA POR LOS AÑOS 50 Y COMO NOS GUSTABA ALOS CHICOS, UN SALUDO ANGEL Y GRACIAS POR MOSTRARNOS COSAS DE NUESTRO CONCEJO

simataidecoracion dijo...

Mi enhorabuena para el blog y para Outurelos por darnos esa miel de calidad.

Saludos desde Oviedo

Anónimo dijo...

Quen dixo que nun hay colmeas no medio dos pueblos, ide a Seroiro, ahí tedes colmeas por todas as partes. No brau, si ides po lo pueblo pódese faer un refran dicindo: "salides de abellas hasta as orellas". Nun me quedou siñardá por volver.

Manolo dijo...

SR ANONIMO, SI LOS QUE VIVEN EN SEROIRO NO DICEN NADA NOSOTROS QUE VAMOS HACER SI NO ES NUESTRO PUEBLO Y USTED TENDRIA QUE PONER SU NOMBRE PARA SAVER SI ES DE ESE PUEBLO O DE OTRO,UN SALUDO A TODOS LOS DE IBIAS

Coral dijo...

Pues para no tener señardá por volver.. Te acuerdas muy bien del ibiense. Yo nunca vi las colmenas en el medio del pueblo y soy de ibias de toda la vida me crié alli y adoro ibias. Eso si.. Si alguien la puso asi esta mal echo desde luego. Pero aqui estamos valorando la miel de ibias y apoyando su desarrollo. No desprestigiandola con comentarios Ruines.

Coral dijo...

Me parece de muy poco valor despretigiar asi la miel que se hace en ibias. Si alguien pone las colmenas en el medio del pueblo esta mal echo desde luego. Pero aqui estamos para apoyar el desarrollo de la miel producida en ibias en ningun caso para despretigiarla con comentarios tan Ruines. Y para el señor anonimo que no tiene señardá ninguna por volvet.. Le diria que se quede donde esta porque con comentarios asi.. No merece la pena tenerlo en ibias para nada. Eso si.. Del habla ibiense se acuerda bien. Enfin.. Enhorabuena por el reportaje y ojala siga todo asi de bien y se venda mucha miel!!!