viernes, 7 de noviembre de 2008

Grandes fiestas y tradiciones perdidas

El Corpus Cristi:
Esta fiesta daba comienzo por la mañana con la tradicional misa en la iglesia de Tormaleo. Se celebraba en este pueblo donde todos los vecinos la organizaban invitando a comer en sus casas a sus familiares y amigos. La madrugada era amenizada al toque de gaita bailando hasta el amanecer. Tenía una duración de dos días y se venia celebrando por el mes de junio.

La fiesta de Fanduvila:
Se celebraba el 3 de noviembre aunque después se cambio a julio. La fiesta al igual que la de Tormaleo duraba dos días.

Santa María de Luiña:
Se celebraba el 3 de septiembre y como las dos anteriores, tenía una duración de dos días. El gaiteiro tocaba durante la misa en la capilla y una vez finalizada ésta, se danzaba todo el día hasta que se ponía final a la fiesta tocando las mañanitas. Al gaiteiro le acompañaban un grupo de personas pidiendo el aguinaldo (ropa, queso....)

San Francisco en Villares:
Se venía celebrando sobre el 4 de octubre organizada por todos los vecinos de Villares. En la actualidad, ésta se sigue celebrando gracias al empeño de los jóvenes del pueblo.

La Magdalena en Torga:
Al igual que todas las anteriores, esta fiesta, toma su nombre de María Magdalena, Virgen de Torga. Originalmente, la verbena se celebraba el 22 de junio pero como ésta coincidía con la siega de la hierba, se trasladó a la penúltima semana de septiembre.
La fiesta era amenizada por gaiteiros de renombre como Clemente Díaz (Ferreira) o el propio gaiteiro del pueblo llamado Venancio.




Otras de las fiestas que se celebraban dentro de la Parroquia de Tormaleo eran: As Nieves en Villarmeirin, El Carmen en Taladrid y San Juan en Villarin, estas dos últimas festejadas el 16 de julio y el 24 junio respectivamente.

Os reyes:
Personas disfrazadas recorren las aldeas y piden el aguinaldo. Entonan canciones y repiten dichos. Dos grupos las conforman: As Tolas, disfrazados con máscaras de pieles a la cabeza, dan saltos, agitan chocas y dan golpes para asustar a la gente. Os da roupa boa, se limitan a cantar y bailar pidiendo el aguinaldo.

"Aquí venimos cuatro cantaremos dos, señora denos limosna por Dios"
"La noche es corta y hay mucho que andar, denos la limosna si nos la a de dar"

El Carnaval:
No hay carnaval ibiense que no comience con la degustación del típico Botelo.
Al ocurecer se corría el carnaval, es decir, los mozos del pueblo se juntaban para marcar el territorio. Por ejemplo, Tormaleo, Fondodevilla y Fresno iban contra Luiña, Buso y Villares. En el chao da Lamela se juntaban y cada uno defendía su posición llegando a haber grandes peleas.

Los Santos Inocentes:
Los jóvenes del lugar, tenían por costumbre esconder los carros de las personas de los pueblos que estaban guardados debajo de los hórreos o en los corrales de las casas, lo más frecuente era que apareciesen colgados de algún árbol.


Gracias a todas aquellas personas que con sus datos han hecho posible este artículo.

14 comentarios:

uno de Torga dijo...

gracias por la parte que me corresponde y en hora buena por tu trabajo.Sigue asi eres unico chaval

Tormaleo dijo...

muchísimas gracias por la información y perdón por la tardanza, reconozco que no ha sido fácil encontrarla.

Me hubiese gustado poner más información de fiestas y tradiciones.

Si alguien tiene información y quiere compartirla con todos nosotros, yo estaré encantado de ampliar el artículo.

Anónimo dijo...

Es muy interesante y una pena que que la mayoría de estas fiestas se hayan perdido!

Anónimo dijo...

Os dejo un enlace a las fiestas de El Bao, cada año los vecinos consiguen ponerse de acuerdo y todos colaboran para que las fiestas no desaparezcan. Son las fiestas patronales de la Virgen del Carmen, antes se celebraban el 4 de julio para que no coincidiesen con las de Taladrid, ahora se pasaron al segundo fin de semana de agosto.
http://es.geocities.com/lugardelbao/Fiestas.html

Anónimo dijo...

Fanatico de Tormaleo en Miami, les agradece que pongan esas fiestas
el pueblito dondr mi abuelo nacio y se crio,seguro que el disfruto de las fiestas por los años 1917
cuando vivio en sus años jovenes
Saludos a todos y que sigan con las
costumbres

Anónimo dijo...

Queridos amigos del Lejano Oeste:
Este relato de las fiestas del Corpus en Tormaleo, me lleva a mis años de niño y os lo agradezco.
Cada año, mis padres y mi abuelo éramos invitados por Baldomero, el Abuelo de Palacio y por su hijo Manuel.
No puedo olvidar aquella sala inmensa, con su gran mesa en el centro, llena de comida: todo tipo de carne curada de cerdo, el arroz con pollo, las patatas guisadas, el cocido de garbanzos , el cordero y unas empanadas imposibles. metidas en unos moldes de hojalata hechas por el "zurrulleiro, Pachón de Aumente".
A todos los pequeños de Palacio, especialmente a Pepe y a Delia, lo que más nos llamaba la atención eran las roscas, los bizcochos y un pote enorme lleno de papas de arroz.
No nos subíamos a las camas, porque eran tan altas que nos resultaba imposible.
Corríamos por el gran corredor que iba desde la cocina hasta el otro extremo donde había un retrete de dos asientos: para los niños y para los
mayores. Recorríamos las bóvedas y hasta el calabozo. Éramos felices.
Sólo la visita a la capilla me atemorizaba algo:
había muchos santos, quiero recordar, que tenían una cabeza desproporcionada con el cuerpo, unos ojos grandes que te miraban fijamente; parecían los ojos de los dioses mayas de chichen-itzá.
Finalmente diré que este gran palacio del siglo XVIII, El Palacio de Tormaleo, hundidos sus techos y corredores, sin las piedras y forjas de sus balcones, sin los nobles muebles de sus estancias, ha perdido hasta el espíritu de los que por allí han pasado.
Alguien me ha dicho que la gran sala con la comenzaba mi relato, también se ha hundido bajo el peso de mil alpacas de hierba. Triste final.
Por las personas citadas y otras que he conocido allí, siento el más profundo respeto y agradecimiento.




Por las personas que he citado y otros que allí conocí, siento el más grande aprecio: tanto por los que nos han dejado que por los aún viven con nosotros.

Anónimo dijo...

Me alegro un montón porque todavia quede gente como este auor de la página, que ha dedicado tanto tiempo en busca todo aquello que en ella publica.Hace mucho tiempo que no vivo alli pero verla me recuerda viejos tiempos de mi infancia y gracias a ti los he vuelto a recordar.Ojala todos los de alli nos dedicaramos a hacer lo posible por conservar todo aquello y no a hacer criticas,como alguna que he visto por ahi.Mi oponión acerca del cielo abierto es muy simple,me gustatia tener algun dia hijos y nietos a los que poder decir ahí nací yo,y que ellos me dijeran:que bonito! y no ,que montón de escombro!.Un beso a todos los Ibiensanos y Gracias al autor de la pagina,es maravillosa.Una del poblado.

Tormaleo dijo...

Yo me alegro de que aún queden lectores/as como vosotros.

Esta página nace para expresar todas las quejas, injusticias y a su vez, dar a conocer nuestra tierra, sus tradiciones... y como dices tú, hacer recordar a la gente su infancia y la felicidad que sentían teniendo tan poco como en esos años se tenía y por que no, dar la oportunidad de conocer a las personas que no las conocen todas aquellas tradiciones y fiestas.

Con respecto a la mina a cielo abierto: a mi también me gustaría llevar a mis hijos el día de mañana a al paraíso en el que vivimos y no a la escombrera en la que la están convirtiendo.
Ya sabes, el pueblo unido jamas será vencido, pero claro nosotros de unión no entendemos mucho.


Muchísimas gracias por todos los halagos que estoy recibiendo y me alegra, que todos los artículos que escribo os gusten y os hagan recordar vuestra infancia.

Anónimo dijo...

A los comentarios del día 14, quiero decir:
Al primero, que ya es una utopía el poder enseñar a nuestros hijos o nietos algo que merezca la pena.
La Campa de Tormaleo, no volverá a dar manzanilla para los pueblos cercanos ni será más un sitio de cita agradable con unos amigos; más bien la veremos como un gran anfiteatro, un inmenso anfiteatro lleno de escombros por todos los lados y de un polvo negruzco que lo invade todo.
La Campa de Pandelo, no tendrá campos,ni prados, ni robles, ni fuentes. Sólo será la gran pirámide de Keops, pero de escombros y que no termina de crecer al día de hoy.
Al autor de esta página, le diré, cuando afirma que pueblo unido nunca será vencido, que tiene mucha razón al afirmar esto.
Todos hemos estado unidos como una piña, codo con codo, al exigir a la Empresa, no un metro de campo, ni un árbol, ni una fuente, si no dinero. Y
nos lo ha dado. Pero ahora, cuando nos paramos un poco, vemos que no sólo de pan vive el hombre, pero ya es demasiado tarde.
Hoy estoy un poco pesimista, pero en el fondo, os agradezco la preocupación que os embarga.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

No es ninguna utopía, si que se puede conseguir, tan solo hay que luchar para exigirle al empresario que se está haciendo de oro en nuestra parroquia que deje todo tal y como estaba... yo no me pienso quedar de brazos cruzados... tenemos que luchar, demostrarle que nuestra fuerza vale más que su dinero. Que llegue la unión, TORMALEO lo merece.

No estamos exigiendo nada, ni nosotros ni el consistorio ibiense y sacar carbón sin condiciones, reglas ni límites es lo que todo empresario que se dedique a la mina desearía. Victorino Alonso si que tiene montado una utopía en nuestro pueblo gracias al silencio del dinero, ese lo puede todo, ese lo calla todo.

Anónimo dijo...

Querido amigo y vecino:
Te veo tan ilusionado que no quisiera discrepar contigo. Se que, si dependiese de vosotros, así sería porque yo aún confío en la gente de a pié.
Si tienes alguna confianza en la Empresa o la Administración, afirmo otra vez, que es una utopía.
Cuando hablo de la Administración, mi afirmación abarca desde el Ayuntamiento hasta las más altas instancias del Principado.
He tenido ocasión de leer, muy detenidamente, algún proyecto de la Empresa en la Jefatura de Minas:
los estudios botánicos, zoológicos, influencias medioambientales del proyecto, cómo deben hacerse las escombreras y sus cálculos de resistencia, así como de las balsas de decantación, son perfectos porque así se le exigen.
Pero, querido amigo, eso dura hasta que se aprueba el proyecto.
Si la escombrera estuviese bien hecha, no hubiese bajado hasta el río de Luiña hace tiempo, con todas las graves consecuencias.
Si estuviese bien hecha la de la Campa, no hubiesen muerto miles de truchas del río de Llanelo.
El Ayuntamiento de Ibias, ¿ Ha exigido, siempre, todos los permisos de obra y de movimiento de tierras? ¿Ha dicho algo sobre los vaciados de las balsas al río Ibias?
¿ La confederación Hidrográfica o Medio Ambiente se han dado por enterados?
Las denuncias del Seprona, ¿Hasta qué nivel han llegado?
¿ Ha pagado la Empresa, la inmensa multa de 6.000 €. que, por una denuncia de Comisiones Obreras, le fue impuesta por la escombrera de la Campa?
¿Ha retirado dicha escombrera , como dictaminó el juez?
¿Ha dejado la Empresa de presionar con despidos o con no pagar la nómina de los obreros, cuando hay algo que no le gusta?
¿Se han dejado de acallar las voces discrepantes, con un puesto de trabajo en la Empresa?
¿O, acaso, eran discrepantes buscando, precisamente, ese puesto?
Tengo muchos años y he vivido muchas injusticias, por lo que te pido que me concedas el favor de ser un poco desconfiado.
No tendría mayor alegría que poder decirte, me he equivocado.
Lo haría con gusto, porque sería que, a mis queridos pueblos de la Montaña, les iba bien.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Veo que estas bastante enterado del proyecto a cielo abierto que se está llevando a cabo en la parroquia de Tormaleo.

Yo no tengo mucha idea pero no hay que ser ciego para ver el desastre en el que se está convirtiendo por no hacer las cosas como dios manda.

No sabia que había una denuncia que obligara a Victorino a retirar la escombrera y de ser así, es gravísimo que este no lo haya hecho saltándose a la torera la decisión de un juez, como grave es que el consistorio ibiense no lo haya denunciado por no haberla retirado.
Yo no se cual es la solución, quiero creer que una vez finalizada la explotación se mirará por el interes ibiense obligando a quitar esa inmensa piramide de keops como apuntaba un anonimo y repoblando tal y como obliga la normativa.

Espero que no caiga este tema en el olvido y que el alcalde de turno esté a la altura para que el pueblo recupere la imagen que tenia.

Anónimo dijo...

Solo una duda: ¿EXISTE EL AYUNTAMIENTO DE IBIAS?
Y otra más pequeña: ¿A QUÉ SE DEDICA?
Pena, penita, pena me da la situación.

Anónimo dijo...

Por desgracia esa es la dura verdad querido amigo anonimo del dia 19 y todavia hay mucho mas sino preguntarselo a algunos vecinos de Fondosdevilla que lo tienen denunciado con una sentencia asu favor...y sigue explotando igual...siempre se dijo el pez grande se come al chico.
¡Nosotros nos vamos a quedar con las escombreras¡.
Como vamos a sacar clemencia de una persona que se hizo insolvente para no pasarle la pension alimenticia a su hijo.Victorino es un hueso duro de roer no solo en el daño material esta haciendo mella en Ibias hay que preguntar a los obreros el acoso sicologico que lleva acavo con ellos;si las cosas no van como el quiere en seguida amenaza con cierre ,despidos y paralizacion de prejubilaciones.
NO se que sera mejor tener trabajo o vivir con este acoso.¡Juzgar vosotros¡